RANAG

Reunión de Alto Nivel para la Asamblea General

Presidente: Gerardo Calderón Huerta

Mesa: Julio Midence Stoeckel, Santiago Guillermo Mejía Torres, Ana Sofía Vivot Ponce de León, Santiago Carrasco Ontiveros y María Fernanda Mojica Rosales

1280px-Flag_of_the_United_Nations_(1945-

Tópico A) Estrategias para abordar las políticas aplicadas dentro de la región Xinjiang que constituyen una violación directa al Derecho Internacional por parte de la República Popular China

​Tópico B) Medidas para evitar el empleo de diamantes de sangre como fuente de financiamiento de grupos guerrilleros en la región africana  

Antecedentes y facultades del comité

La Reunión del Alto Nivel para la Asamblea General, creada en 1945 en virtud de la Carta de las Naciones Unidas, es el máximo órgano de las Naciones Unidas encargado de la adopción de políticas internacionales, deliberación sobre problemáticas imprescindibles y representación de los Estados Miembros. La Asamblea General, que comprende a sus 193 Miembros de las Naciones Unidas, examina cuestiones de importancia decisiva para la comunidad internacional en forma de debates de alto nivel organizados por el Presidente de la Asamblea General en los que participan los jefes de Estado de las naciones pertinentes. Del mismo modo, la Reunión del Alto Nivel desempeña un papel fundamental en el establecimiento de normas y en la codificación del derecho mundial. La Asamblea tiene la capacidad para realizar recomendaciones y adoptar medidas de carácter político, económico, humanitario, social y jurídico.

Facultades:
  

Con base en lo establecido en la Carta de las Naciones Unidas, la Asamblea puede:

  • Elaborar estudios para fomentar la cooperación internacional con el propósito de impulsar el desarrollo del derecho internacional y garantizar el cumplimiento de los derechos humanos, las libertades fundamentales, y la colaboración internacional en materias de carácter económico, social, humanitario, cultural, educativo y sanitario; 

  • Adoptar medidas para garantizar la paz y seguridad internacional en caso de que el Consejo de Seguridad no haya actuado;

  • Efectuar recomendaciones con el fin de salvaguardar las relaciones bilaterales entre naciones.